Detras del tintado.


Detrás del tintado, otra vez lo escondes todo. Aquello que nos hacia sonreír, que por casualidad también lo que nos hacia felices. Estrategías, deformaciones y miedo, miedo de verdad.
Al parecer, la técnica es siempre la misma, vos jugas, yo perdono, vos perdonas y yo juego, el que revuelve esta ensalada debe estar riendo a carcajadas.
Una historia es por delante y otra por detrás, el tintado que ya no te deja verme te exhuma de cualquier sentimiento o quizás eso me haces sentir.
Vuelvo a pensar, me escapo de mi coraza un rato para sentir, para compartir historias con amigos y ahí renuevo. Creo energía, me disperso como una rata, pero una rata feliz.
De igual manera, no podría ser lo mismo, no podría serlo nunca. No detrás de esos tintados.

1 comentarios:

voshu dijo...

Uno pone corazas..justamente por ese miedo a la verdad. Porque a veces las verdades lastiman más que las mentiras. Y es así-

 
©2009 Augusto Rivarola | by TNB