más humo.

Ayer olvidé una ventana abierta, las cervezas que destapadas chorreaban y se huelen a lo lejos, hormigas por todos lados caminando y simulando ser un paisaje totalmente normal, seguí mi camino como si fuera el encargado de algún destino o algo parecido.
chiquita se abrazó a el tan fuerte como pudo, lo beso y dejo caer una lágrima tan salada como su porvenir, aún no estaba preparada para el futuro que ya había llegado y de a poco se imponía con su sordez e indiferencia, la chirusa estaba vestida de seda y me incriminaba tan solo con rozarla con la vista, era una hoguera que nunca hacia brasa y yo era un papel de diario que perdido en la ciudad volé hasta ella.
si supieran cuanto tarde en apagar ese incendio, si pudieran aunque sea ver los amaneceres como yo los vi, sufrir los ocasos como yo al momento del retrato y las bendecir las tormentas que me empaparon, si aún así pudieran leer o escribir algo parecido, esa seria la abstracción más certera sobre todo esto, solamente sobra humo, humo y humo. ¿que es lo que estamos quemando?

Ya no serán las mismas flores, las mismas piedras, las mismas fotos ni las mismas nubes que mojen toda la historia, ahora seremos nosotros los encargados de engañar al vil destino para que juegue a nuestro favor.

En las manos llevo la soga que ata todo esto, la concepción que me trajo hasta acá, las posibilidades de hacer y deshacer como me plazca o simplemente, puedo abirla y tomarme de otra mano, de otra persona, de algún amigo o lo que encuentre por ahi.









Somos los idiotas de siempre, que por tener lo ultimo endeudamos nuestras vidas, al final, nuestra proyección en este mundo es producir todo el tiempo, somos las hormigas de está gran pecera.

Me decido a no conocer tus días, tus rutinas, a perder nuestros anacronismos y a refugiarme en la maleza por el simple hecho de darle al tiempo lo que más le gusta, nuestras vidas.

Vas simulando creerte aquella idiotez crónica, las redención te hace transpirar y no sabes a donde apuntar con tus ojos. Al parecer las pupilas se agradarón y no quedo nada más que oscuridad, acá estoy yo, en el fondo de todo esto, esperandote.

Más inherente que vos y yo, es tu fidelidad a la estúpidez de amar un amor ficticcio.


desfilemos, revolquemonos en el altar, sin vacliar, sin pensarlo tantas veces. Ofrescamos nuestras sonrisas, definamos el esplendor y pintemos la música, hagamos de nustros cuerpos un rompecabezas y armemoslo, disfrutemos el poco tiempo que nos queda.

Me decido a no conocer tus días, tus rutinas, a perder nuestros anacronismos y a refugiarme en la maleza por el simple hecho de darle al tiempo lo que más le gusta, nuestras vidas.



El Género Epistolar dice.



Los esperamos!

Sobre tus cambios.

No aceptemos la realidad, no corramos en paralelo a todos esos autos y camiones que van por la carretera, no nos atemos al amor o como sea que se llame.
Tus ojos cambiaron de color, tu cabeza se maniato hasta apropiarse de los nudos que la atrapan y para pasar a verlos como algo tan natural, como la lluvia o el sol debe ser abrumante, crecer no es retractarse de las palabras que te dieron fuerza, crecer es aumentar esa expectativa, mirar al sol y no encadilarse, sulfurar a cualquiera que no sea compatible con nosotros y poder ser felices como somos, como nos educaron y como aquella música nos hizo ser lo que somos (porque confió en eso).
Cuando aquel día, destine gran parte de toda está impresión hacia aquella dama de filo doble o doble filo, me percate que su mirada se quedo con algún alba o con algún amanecer de parque sur, que su horizonte celeste empapo la noche de sensaciones multicolor que acudían al reflejo de los polarizados tan tecnologicos, tan sobrios y tan elegantes.
Se marchito la flor que había crecido en mi corazón, se seco y elegiste hundirla entre medio de algunas hojas que quedaban de tu carpeta, me desilusiona todo eso, no quiero ser un recuerdo.


Augusto Rivarola.

18x365.


No hay que llorar porque las plantas crecen en tu balcón, no hay que estar triste si una vez más la rubia carrera de las nubes te reitera lo inmóvil, ese permanecer en tanta fuga. Porque la nube estará ahí, constante en su inconstancia cuando tú, cuando yo -pero por qué nombrar el polvo y la ceniza-. Sí, nos equivocábamos creyendo que el paso por el día era lo efímero, el agua que resbala por las hojas hasta hundirse en la tierra. Sólo dura la efímero, esa estúpida planta que ignora la tortuga, esa blanda tortuga que tantea en la eternidad con ojos huecos, y el sonido sin música, la palabra sin canto, la cópula sin grito de agonía, las torres del maíz, los ciegos montes. Nosotros, maniatados a una conciencia que es el tiempo,no nos movemos del terror y la delicia, y sus verdugos delicadamente nos arrancan los párpados para dejarnos ver sin tregua cómo crecenlas plantas del balcón, cómo corren las nubes al futuro. ¿Qué quiere decir esto? Nada, una taza de té. No hay drama en el murmullo, y tú eres la silueta de papel que las tijeras van salvando de lo informe: oh vanidad de creer que se nace o se muere, cuando lo único real es el hueco que queda en el papel, el golem que nos sigue sollozando en sueños y en olvido.


Te adoro, feliz cumple.

Julio Cortazar (Poema para una mujer)

Ideas rock de los puentes Verano 2009/2010

Rock de los puentes edición verano 2009/2010



Prologo:

El rock de los puentes, es un ciclo hoy activo que fue re-lanzado en el año 2009 con una nueva tendencia sonora y conceptual. Creemos que dicho proyecto se manifestaría al 100% este verano radicando varios cambios en el sistema y en la realización del mismo.

A partir del corriente mes, las temperaturas ascienden lo cual hace imposible realizar dicho evento a las 15.00 hs como está planeado actualmente por lo cual ante este formulario aconsejamos un cambio de horario.
Las modalidades del ciclo que pretendemos serian otras, con fundamentos que explicaremos a lo largo de este informe.

Queda dicho lo gratificante que es para nosotros, poder hoy ostentar mejoras, crear nuevas ideas y romper los límites que impone la sociedad de Olavarría en estos días. Nos interesa fomentar a los artistas, intercambiar grupos, fomentar el turismo, aprovechar los impactos socio-económicos consecuentes de cualquier espectáculo sea cual sea su género. Es por eso que hoy nos acercamos a Uds. con el propósito de trabajar en paralelo y destacarnos en la materia cultural: Nosotros como ciudadanos, ustedes por parte del municipio y todos como ciudad.
Agradecimientos por recibir este elaborado informe de antemano a todos Uds.

Augusto Rivarola.
DNI: 34.942.441
Músico y Estudiante Olavarriense.













Etapa 1 - Re Organización.

Para la edición verano del rock de los puentes, planificamos un sistema de re organización el cual incluye mayor eficacia a la hora de organizar los eventos.
Planteamos crear una solicitada en diferentes medios de comunicación para establecer una inscripción de bandas de Olavarría/Zona* que este verano deseen participar del ciclo lo cual, derivara en un concurso en cual serán atribuidas las fechas a los grupos con posibilidades posterior modificación por inconvenientes o imposibilidades entre las bandas con previo aviso y conformidad mutua en Casa de la cultura. Consideramos que a partir del sábado 5 de diciembre como fecha de inicio y presentación de la nueva edición y hasta el 6 de Marzo contaremos con un total 7 fechas incluyendo a 14 bandas en la edición. Estás serian beneficiadas también con las actuales condiciones del Proyecto.

Etapa 2Difusión
Para la difusión se pensó en convocar a todos los medios para la difusión gratuita del evento a los cuales se les enviara una gacetilla con por lo menos 5 días de anticipación al show. La circular deberá incluir nombres de los integrantes de los grupos, generó musical de la agrupación y un relato breve de su historia. La intención es asegurarse la correcta difusión en diarios, cable y radios para convocar un público mayor de personas y hacer del show una verdadera fiesta. La difusión tendrá que ser acordada entre los creadores del proyecto y los que lo lleven a cabo con una intención de no discernir y lograr un objetivo conjunto.

Etapa 3 - Puesta en escena

Hemos considerado el cambio de horario como algo posible y real junto al cambio de día que es necesario para lograr los fines propuestos. El horario y día ideal seria los sábados a partir de las 23 hs hasta las 02 hs lo cual no generaría inconvenientes con los vecinos si se respetan la puntualidad y la seguridad de los mismos. Hablamos de un cambio de lugar donde el nuevo escenario con iluminación y sonidista actual estaría ubicado en las inmediaciones de Brown e/ J. de San Martín y M. Belgrano.
El predio debe contar con los servicios públicos para prevenir que el lugar se deteriore con dichos eventos.
Los servicios a los cual nos referimos son básicos para la habilitación de estos eventos, baños químicos, seguridad y *expendio de comidas/bebidas.

(*) El expendio de comidas y bebidas estaría a cargo de sociedades de fomento/talleres protegidos que se presenten a concurso para ser benefactores del puesto. Las consecuencias de los shows se pueden ver en estadísticas reales y confirman la ganancia que pueden generar a las sociedades de fomento o entidad que gane el concurso para ocupar el puesto.



Conclusión:

Si se realizan estas modificaciones la cultura olavarriense podría expandirse más allá de sus propias fronteras creando un movimiento que generaría un espacio para el trabajo y la formalización de la música en Olavarría que como efecto secundario, demostrara al poblado local la importancia que merecen estos espectáculos al aire libre los cuales pertenecen a todos y son impulsados por todos.
Fomentar la cultura pasó a ser de una necesidad a una obligación, es nuestra tarea y la de los representantes elegidos mediante el voto popular conseguir este propósito acercando diferentes propuestas a la sociedad con el eje centrado en la diversidad y educación.
El rock de los puentes cumple con las condiciones arriba citadas además de implantar sentimientos en los espectadores que no hemos tenido el placer de experimentar hasta ahora.
Confiamos en los responsables que hoy llevan adelante este ciclo, confiamos en su apertura ideológica y su exposición al dialogo lo cual hará posible que dichas modificaciones sean aptas y se puedan cumplir.


Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda a un reloj

Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan —no lo saben, lo terrible es que no lo saben—, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.

Julio Cortazar.

Sobre aquellos alquimistas y su hermosa lección.

Tomaron el atajo a la destreza y nada podía hoy ser considerado más grande que esos dos corazones. La rebeldía que se apodera de Plaza Italia revuelve mi cabeza apuntando un estereotipo a vencer, una religión por descubrir que tomo aún más valor cuando la soledad se fue sin cumplir su infame objetivo al no poder contagiarme su típico y agridulce sabor.
Los he caratulado como “Los alquimistas” por cuestiones totalmente diferentes a las que cualquiera que lea este texto comprendería en un solo vistazo. Su don, rara vez fue aplicado en algún objeto y llama la atención encontrar todavía seres de esas características. Convertir todo en oro no era su interés, únicamente manipulaban sus facultades para crear un buen Karma.
Con el léxico que me halle más fácil en este momento, intentare explicar y referirme simbólicamente a ellos dos.
Sus características no eran otras menos ponderadas; Indivisibles como el agua, de la dureza del diamante y con la energía del sol que una tarde se durmió y perdió aquel brillo en un nublado arrebato.
Creí todo este tiempo que la transformación que ofrecen pone a la vista las decadentes actitudes morales de este mundo, Mis alquimistas (propiedad sentimental), transforman a las personas en oro rozando con una vara o un palo de escoba viejo la inexpresión y la amoldán con la suavidad y precisión al estilo más asiático.
Destella Plaza Paso a través del ventanal del colectivo que anuncia otra triste vez “A Olavarría”. Como si registraran imágenes en mi sien, como guardando en un almacén la alegría de haberlos conocido y que ellos se conozcan conmigo, levanto la manga y tiro el último Póker de Ases al decidir vivir muy pronto más cerca de ellos.
Los alquimistas, no eran más que dos adolescentes eternos con la ironía hablada a carcajadas y las desdichas pisoteadas como un cigarro que se termina y es sentenciado por el talón de su pie derecho. La tarde oscura en la que arribe de vuelta de la fría y seca australdad, ellos sabían muy bien cual eran mis propósitos y mis reglas, obviando y cediendo en que también debía seguir las suyas pero aún así no me importaba tener códigos, reglas u obligaciones, no eran más que placeres amistosos y favores recíprocos, la felicidad era innata si podía compartir aún hoy con ellos su estado natural.

Gracias.

Augusto Rivarola (15/11/2009) La Plata – Buenos Aires - Argentina

Sobre los viajes en colectivo de larga distancia.

Según creo e intentare fundamentar, los viajes en colectivos generan un sufrimiento de carácter temerario que desemboca en actitudes totalmente irritables. Las personas crean un control de aquella mini-sociedad el cual las sofoca a estás en el silencio y en el orden pre-establecido con un autismo notable y deprimente. En el colectivo cualquier comentario radical o de índole ruidosa pone en evidencia la intolerancia mutua que se registra con los comentarios “máaas amistosos posibles”.
Resulta intrigante conocer las caras de las personas que viajan en los asientos posteriores meditando sobre ideas que también desconoceremos. El publico gentil y dispuesto a intercambiar impresiones se achica a medida que las luces del día se apagan y la noche se apodera de los ventales del titán que nos acerca a destino. Los celulares juegan un papel extraordinario en el banquete de las apatías, cada vez que un agudo e irritante aparato se dispone a sonar seguramente amedrentado por un tercero desde una ubicación poco exacta y con intenciones de ser recibido, los gestos, los conservadurismos y la intolerancia (otra vez), atacan al portador de dicha arma de “autodestrucción en la sociedad colectivera” y nos convierte en la primer plana de sus maldiciones y expresiones menos amables que el tipo del asiento 28V recibió por sus ronquidos garganteros y flematicos.
Así mismo y sin despreciar el transporte público, se pueden hallar excelentes almas con carencias de índole amargo, que disponen de malas vibras y apatía filosa, supongamos que los nombrados están encargados de amedrentar el paseo y convidarle con su gracia eterna aunque lamentablemente y sin dudarlo estén aplacados por los mismos de siempre que desde su frase de cabecera, concebida del código de convivencia de la escuela primaria “Nuestra libertar termina donde empieza la libertad del otro” hacen eco de su excelencia y su moral como grandes corporativos que mostraran sus dientes blancos ante cualquier situación de rechazo de aquellas leyes morales que algunos no poseemos.


Augusto Rivarola (15/11/2009 – Las Flores – Buenos aires)

Lo que dicen tus ojos en el norte.

El norte y sus ojos

Citamos y definimos eficazmente al miedo (como creemos) como articulo vencedor de la interminable proyección de la histeria. Está mañana, crucé la infinidad de las calles imaginando que encontraba respuesta alguna ante irremediable situación pude contener la cordura y estallé en el momento indicado.
Los miedos se apropiaron del papel principal en aquella guerra de placeres, que típicamente concluyeron en un arma de destrucción masiva como aquella basura que crea el Siglo XXI, como aquel acople ruidoso que aturde mis oídos y suplica silencio.
Te has puesto restrictiva con respecto a tu panorama, intentando no envenenar esa hermosa rutina que te apetece, alejando a los idiotas que se ofrecen por doquier en tu camino, esos insensibles contemporáneos que compran valores morales televisivos e intentan aplicarlos en damas nobles como vos cosa que no ambos sabemos no funcionaría nunca. Los límites que envuelven tu soledad que se muestran florecidos ante el día soleado y nos invitan a revolcarnos con su calor veraniego. Ellos son los culpables de que esto no persevere ni un minuto más.
Negándonos y negándote el hecho es que ni el junco se compara con mi fortaleza cuando a partir de tantos intentos y tormentas sabemos que hubiese caído, todo esto ha logrado que me torne autista y te siga con una pierna cojeando, manipulando mis estrategias e implorando ardientemenet una sonrisa de tu boca.
No me gusta jugar con la razón e intento apartar mi cadáver del camino del fuego, fuego que ahoga con su tecnicismo inmaduro y sus aventuras de bucles infinitos.
Dispongo de tiempo, de paciencia, de la estructura que armoniza con lo que necesitas, de aquella infinidad que te resulta tan gloriosa como infame y acepto toda esa antítesis que soy referido a vos y a tu hermosa imperfección.

Augusto Rivarola (Sábado 14/11/2009 – La Plata)

Hasta entonces (Fragmentos sobre la polaca)

De la polaca supe nada hasta entonces. Las cartas que le envié siempre regresaron al remito y no entendí el motivo al fin por el cual lo hacían.
Sospeche un tiempo de alguna conspiración de los carteros para que no pueda comunicarme con ella. Todos los sobres regresaban violados como si hubieran sido parte de una ronda de lectura la cual se ensañaba con esta historia.
Imaginé por cierto, a los carteros riendo de mí a carcajadas, imaginando mi cara, riendo de mis tristeza, murmurando mi desesperación por encontrar a la polaca como si fuera un programa de tv, como si yo fuera uno de esos personajes que andan por ahí, como si la polaca misma fuera la cartera que rechazaba esas cartas, que firmaba con orgullo de hombre aquel despecho, aquella indignación que rompía la armonía y me dejaba helado una y otra vez hasta que los acordes se juntaron y las discrepancias pasaron a ser obvias.
Era domingo otra vez y el sol estaba en el mismo lugar que el domingo anterior, iluminaba a conciencia tal acto y me remontaba a aquellos días en Parque Saavedra con ella.
No soy un nostálgico empedernido pero muchas veces traigo conmigo mismo a la inocencia de aquel hombre iluso que no puede ver la perversidad de las personas cuando es de día y brilla el sol. Aquella declaración me confirmo mi pasión por la noche, por el elixir de la locura que me hacia olvidar, por los abrazos, por las paredes negras y las voces roncas, alternativas o femeninas que se acercaban a todo el glamor que la envuelve.
Al llegar a casa no dude en tomar el teléfono y llamar a Pablo. Como siempre, reí antes de discar su número con característica familiar, me arrepentí un centenar de veces antes del primer sonido que salía del tubo.

Amor 77.

Y después de hacer todo lo que hacen, se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se peinan, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.

Julio Cortazar

La conspiración de las mujeres hermosas.

Cuando Jorge Allen, el poeta, se cruzaba con alguna mujer hermosa, caia
en el mas hondo desasosiego.
Esta muchacha no sera para mi -pensaba mientras la veia doblar para siempre la esquina.
Es que cada mujer que pasa frente a uno sin detenerse es una historia de amor que no se concretara nunca. Y ya se sabe que los hombres de corazon sueñan con vivir todas las vidas.
En ocasiones especiales, Allen usurpaba el tranco de las mas buenas mozas para decirles algo.

- Vea: si no me conoce, no podra usted darse el lujo de olvidarme.

Pero casi siempre ocurria lo mismo. Las pibas de Flores no mostraban el menor interes en olvidar o recordar al poeta.
Cabe ahora mismo salir al paso de la suspicacia general, aclarando que Allen era un joven de grata y recia figura. Ademas era muy versado en amorosas cuestiones. En verdad, casi no se ocupaba de otra cosa.
Una tarde, envenenado por la fria mmirada de una morocha en la calle Bacacay, el hombre tuvo una inspiracion: sospecho que la indiferencia de las hembras mas notables no era casual. Adivino una intencion comun en todas ellas. Y decidio que tenia que existir una conjura , una conspiracion.
El la llamo La Conspiracion de las Mujeres Hermosas.
Allen nunca fue un sujeto de pensamientos ordenados. Pero su idea
intereso muchisimo a las personas mas reflexivas del barrio de Flores. El primer fruto que se recuerda de estas inquietudes fue la memorable conferencia en el cine San Martin pronunciada por el poligrafo Manuel Mandeb.
Su titulo fue "De las mujeres mejor no hay que hablar" vale la pena transcribir algunos parrrafos conservados en la dudosa memoria de supuestos asistentes.
"...Nadie puede negar el poder diabolico de la belleza. Se trata en realidad de una fuerza mucho mas irresistible que la del dinero o la prepotencia. Cualquiera puede despreciar a quien lo sojuzga mediante el soborno o el temor. Por el contrario uno no tiene mas remedio que amar a quien le
impone humillaciones en virtud de su encanto. Y esta es una tragica paradoja.
"...Las mujeres hermosas de este barrio conocen perfectamente la calidad de sus armas y las utilizan con el unico fin de provocar el sufrimiento de los hombres sensibles. Ostentan su belleza y sin embargo no permiten que
uno la disfrute. Cuentan dinero delante de los pobres. Esta perversa conducta no puede ser inconsciente. Obedece, sin duda a un plan minuciosamente pensado.
"...Cada vez que me acerco a una señorita para presentarle mi respeto, no recibo otra cosa que gestos de desagrado, gambetas ampulosas y aun amenazas de escandalo. Ya no se puede ceder el paso a una dama sin que se sospeche
que esta por permitido perpetrarse una violacion."

Desde la cuarta fila, un grupo de colegialas le retruco al conferenciante,llamando su atencion acerca del comportamiento de los conductores de camionetas. Opinaban las niñas que estos profesionales, mas que requerirlas de amores parecian proponerse insultarlas.
Este que escribe opina que la objecion es interesante. Con toda frecuencia se ven por las calles individuos que lejos de postularse como admiradores de las señoritas que se les cruzan, proceden a agraviarlas con frases puercas.
Aqui surge un tema polemico. En que consiste el piropo? Cual es su objeto y escencia?
Algunos sostienen que se trata de un genero artistico: Un hombre ve a una mujer, se inspira y suelta parrafos. No existe la esperanza de una recompensa, basta con la satisfaccion de haber cumplido con los duendes interiores.
Si este es el criterio corecto, la actitud de los conductores de camionetas es perfectamente comprensible. Ta vez quepan reparos de indole academica. Se puede opinar que es artisticamente superior un madrigal
que un manotazo, pero ambas expresiones se encuadran rigurosamente en la definicion que se ha sugerido anteriormente.
Otra corriente -menos desinteresada- piensa que todo piropo
manifiesta la intencion de comenzar un romance. Vale decir que se espera de la dama que lo recibe una respuesta alentadora.
Dificil sera -por cierto- que alguien obtenga una sonrisa a cambio de uan groseria. El asunto es apasionante y fue desarrollado por el propio Mandeb, mucho despues, en un libro que se llamo "La objecion de las colegialas", titulo que desperto un equivocado entusiasmo entre los conductores de camionetas.
Pero volvamos a la conferencia.
Manuel Mandeb presento durante su exposicion a un italiano y a un
brasilero, quienes -dificultosamente- expresaron que, en sus paises,los idilios se concertaban en forma rapida entre personas desconocidas y que muchas veces bastaba con leves gestos para entenderse bien.
Curiosamente, el propio conferencista desautorizo a sus invitados.

"...Esta muy bien reclamar la tolerancia de las señoritas. Pero todo amorio debe presentar una cantidad razonable de escollos. Para serles franco,no quisiera saber nada con una mujer capaz de entreverarse en dos minutos con un tipo como yo."

La conferencia termino en un tumulto. Varias conspiradoras asistentes empezaron a quejarse de recibir propuestas indecorosas de los caballeros vecinos. Probablemente se trataba de conductores de camionetas.

Los Refutadores de Leyendas hicieron oir su voz algunos dias mas tarde. En una de sus habituales reuniones manifestaron que no creian en la posibilidad de la conspiracion. El argumento de los racionalistas merece consideracion: segun ellos las mujeres hermosas se odian entre si y es inconcebible cualquier tipo de acuerdo. Declararon tambien que es falso que esta estirpe no haga caso de lso hombres: todos los dias uno ve hermosas
muchachas acompañadas por algun señor.
Ya en el colmo de la locura, los Hombres Sensibles contestaron que alli estaba el punto: el señor que acompaña a las mujeres hermosas es siempre otro y esto provoca aun mas tristeza que cuando uno las ve solas.
No seria extraño que estas damas y sus acompañanates no fueran sino incubos y sucubos que recorren el mundo para der dique a las almas sencillas.
Ives Castagnino, el musico de Palermo, razonaba de este modo: si el proposito de las mujeres terribles es hacer sufrir a los hombres, tienen dos maneras de lograrlo:
1) No viviendo un romance con ellos.
2) Viviendolo.
Segun parece, al musico lo aterrorizaba mucho mas la segunda posibilidad.
Como puede suponerse, las muujeres hermosas consultadas negaron siempre la existencia de la conjura,.De cualquier modo, hay que reconocer que la encuesta no fue demasiado amplia. En primer lugar, las señoritas entrevistadas desconfiaban de los encuestadores y pensaban -con toda razon-
que trataban de seducirlas. Y por otra parte resulta una verdadera ingenuidad que, quienes son capaces de una gesta tan oscura, se presten a revelar el secreto precisamente a sus victimas.
Como suele ocurrir en estos casos, el tema de discusion se bifurco innumerables veces y tomo el rumbo de los tomates.
Hubo quienes pidieron que se aclararan los limites de la hermosura para saber cabalmente quienes eran las mujeres que alcanzaban esa categoria.
La cuestion es ardua, como todo juicio estetico. Se pueden tener en cuenta -quiza- algunos indicios. Se dice que si una dama es muy linda, las demas la tendran por tonta. Pero no puede tomarse este lugar comun como precepto, pues es cosa evidente que existen mujeres que, siendo tontas, son al mismo tiempo feas. Inclusive hay gente que sostiene haber conocido señoritas hermosas e inteligentes, lo cual para mi gusto es demasiado.
El asunto se torna todavia mas complejo a causa de la accion de los Agrandadores de Loros, unos caballeros mas bien babosos que con halagos y falsedades consiguen que ciertos bagayos se crean la reina del corso.
Asi, los hombres de corazon llegan a padecer la violencia de verse rechazados por damas que jamas pensaron seducir. La tarea de los Agrandadores ha ido muy lejos y ha llegado incluso a las tapas de las revistas y avisos de publicidad, donde se proponen a la admiracion de la gente de toda clase de pescados con disfraz de Colombina.
Pero los Hombres Sensibles siempre supieron cuando se hallaban ante la presencia de una mujer hermosa. Sentian lo que Mandeb describia como una patada en el corazon. Y no se equivocaban nunca.
A decir verdad, jamas se alcanzaron a reunir pruebas convincentes sobre la existencia de la conspiracion. Pero sus efectos se siguieron padeciendo.
Pese a todo, Allen, Mandeb y todos sus amigos siguieron recorriendo las esquinas haciendo fuerza para creer que detras de alguna puerta iba a aparecer la mujer que les salvaria la vida.
Por suerte para los muchachos, hubo siempre entre las dilas
conjuradas algunas Traidoras Adorables.
Naturalmente todoa traicion tiene su precio y muchas veces la exigencia era el amor eterno. Los Hombres de Flores pagaban una y otra vez este arancel
La denuncia de Jorge Allen ya ha sido olvidada en el barrio del Angel Gris. Pero aunque nadie converse sobre el asunto, basta con asomarse a la puerta para comprobar que las cosas siguen como entonces.
Alli estan las mujeres hermosas en Flores y en toda la ciudad, gritando con sus miradas de hielo que no estan en nuestro futuro ni en nuestro pasado.
Alli esta la abominable secta de las Chicas con Novio, poniendonos ante la espantosa verdad de que siempre hay un hombre mejor que uno.
El camino para derrotar a esta moralla es largo y penoso, pero seguirlo es deber de los criollos arremetedores.
No hay mas remedio que quererlas a pesar de todo. Y mas todavia, tratar de que a uno lo quieran. Esta segunda labor es especialmente complicada y puede llevar la vida eterna. Consiste -por ejemplo- en ser bueno,aprender a tocar el piano, convertirse en heroe o en santo, estudiar las ciencias, comprarse una tricota nueva, lavarse los dientes, ser considerado
y tierno y renunciar a los empleos nacionales.
Una vez hecho todo esto, ya puede el hombre enamorado, pararse en la calle y esperar el paso de la primera mujer hermosa para decirle bien fuerte:

-He sufrido mucho nada mas que para saber su nombre.

Seguramente ., la tipa fingira no haber oido, mirara al horizonte y seguira su camino.
Pero sera injusto.


(Alejandro Dolina)

497675

- 7675.. se escucho, como un silbido a lo lejos que dictaba el paso. Parecia ser el numero de algun telefono que ansioso esperaba sonar al atardecer para incursionar en algo. Una charla, intercambiar ideas, saliva o lo que sea la tarde daba para todo y el sol empezaba a caer en picada.
La oscuridad se acerca, dichosa para algunos, tragica para otros nos dio una lista con todos los nombres de aquellos que serian victimas de su ensañamiento, de su desamor y del litigio en el cual se habian metido.
Los que pertenecian a la lista, coincidian raramente en varios aspectos, todos eran hombres, con buena altura y engañosa presencia, quedo demostrado aquel ocaso que su máxima importancia no era su espiritu sino todo lo que rodeaba a la costumbre.

En arriesgar definimos exponemos nuestra personalidad, nos abrimos de par en par para intentar descubrir nuestras debilidades y gratificarnos con nuestras fortalezas, los defectos pasan al segundo plano y solamente importa el objetivo comun. Terrible fue aquel día en que arriesgaste todo lo que tenias por una idiotes pasional, inmoral y de caracter inmaduro al parecer el miedo a quedar sola y mirando el techo te abrumo.

 
©2009 Augusto Rivarola | by TNB