De tus tacos altos.


De tus ideas locas y de mis sentimientos extraños. Claro está me veo envuelto otra vez en la misma historia de siempre aunque cambian los personajes.
No puedo disernir entre la luz de la luna y el brillo del sol porque al mirar tus ojos supongo que ninguno de los 2 fenomenos tienen comparacion contra ellos.
No quiero suponer nada ni armonizar con acordes que no existen pero mi imaginación llega lejos.,ja, Alli a donde yo podria hacerte más que feliz.
Me gusta que me hables, me gusta como oles, me gustan tus puntos de vista y no hay nada que puede hacer para negarme a todo esto.
La luna, una noche de tantas para ella, me dijo que la situación era oscura y complicada.
De mi dependia la insistencia para manejar con sobriedad el asunto y no arruinarlo todo, pero yo lejos de saber que era todo esto como siempre seguro lo echaria a perder.

Ahi estás nuevamente entrando a mi caparazon, lejos de mí pero muy cerca de vos misma.
Es asi como te sentis, abrumada por la idea de no encontrar la diferencia.
Aquí está, soy yo.
Es una lastima que vos no puedas verlo tan claro como yo.


Siempre es así, el que no merece tiene, el que merece espera, el que espera, espera.

Las minitas aman los payasos y la pasta del campeon.

1 comentarios:

http://flickr.com/desintegration-/ dijo...

el que espera, espera. sin saber que esperar..

 
©2009 Augusto Rivarola | by TNB