I am waiting for your peace.


Perdón por no poder retratar la situación como más me gustaría, pero es que mi solidez no me permite añejarme tanto como quisiera y asi poder estar mas sensitivo a la hora de escribir cualquier cosa sobre esto. Hablaba de tu paz como modo de vida y muchas veces es indispensable una persona que transmita lo que el mundo no te da sin pelear. Para que alla paz primero debe de haber guerra y lo entendí muchas veces pero de a dos se bancan muchos mas balazos que de a uno. Nunca encontre un espacio ni una puerta de salida a la situacion que me atormentaba pero siempre contaba con que en poco tiempo me ibas a traer una bendita solucion o nada mas y nada menos que un juego de palabras que me hiciera mejor. No soy la mejor persona, esa para presentarle a tus viejos, pero soy mucho menos peor que otros. No me gusta mentir, no se mentir, aunque pueda exagerar a veces, pero siempre encontre las ecuaciones justas y las pude resolver cuando te tuve cerca mio. Es cierto, tenes un grado de culpa de lo que me paso jajja, pero no te voy a echar cosas en cara, porque acá el que elige soy yo. Del otro lado del divan siempre te espero, ahora si añejando los sentimientos y recuerdos, esperando que pasen nuevas cosas porque esto no se va a terminar. Te quiero como a mi mismo pero con una pizca de intriga por no conocer como vas a reaccionar y como puede seguir esto, pero mientras este el sol despierto prometo acariciarte la cara tantas veces como lo necesites y nunca negarte un beso en la mejilla. gracias.

2 comentarios:

Ana Paula dijo...

Gracias por ser ese amigo especial que me espera del otro lado del mar, en la tierra de los sueños perdidos, y que me hacés sonreir con tus locuras. Gracias por eso, por estar loco y hacerme feliz.
Te quiero con el alma... y me dejaste sin palabras Augus.

Ana Paula dijo...

pd: mis viejos te adoran, por eso no te preocupes. y un piquito.

 
©2009 Augusto Rivarola | by TNB