De la despedida.

Las formas de las historias que constantes y sonantes se pierden al unisono en mi cabeza no dejan de ser todavia tan tristes como el mismo dia en que dijiste adios.
verte de nuevo fue la descepcion más grande. Creí haber nacido, crei haber pensado pero en aquel momento tan poco hospitalario todos los sentidos y puntos cardinales de mi brujula sentimental se fueron otra vez para cualquier rancho.

Hoy no puedo decir que estoy libre porque estoy atrapado en mi libertad.
Sospecho y alucino varias verdades que no me dan la razon en este momento, pero más tarde seran el fruto de mi rota ilusion para poder curarme de tantas dulces heridas.
Hace un tiempo que no puedo escribir un texto largo, hace un tiempo que no tengo ideas. El amor no hace a la inspiracion, el desamor nos da todo lo mejor, es por eso que estuve tanto tiempo sin escribir.
Ambientandome otra vez en ese viejo bunker, lleno de recuerdos insipidos que no son más que adornos para tan fría verdad, supe muy bien que ya nada era lo mismo. Las miradas, que atocigaban lo que se venia por delante no dieron espacio ni sabor a los besos que más tarde se venian a modo de cortesía.
Cortesía el ser de amar y de triunfar pero quizás ser carente de algo te hace desearlo más y eso tiene mucho que ver con lo que podes llegar a lograr.
Adivinaste mis rutinas, conquistaste mis más profundos encantos y descubríste en mí lo que ni yo sabia que tenia antes de vos.
Nada alcanzaba para que solamente y con varias palabras q hieren como un vidrio bien filoso me digas adios. Lo preocupante de sumergirme en ese intenso saludo es que nunca supe bien y he comprobado que no tiene tiempo ni forma porque en realidad vive mutando. Cambia por los de afuera, por el, por mi, por ella, por todos menos por su corazón que es lo más importante.
Se acostumbra a formalidades, amores artificiales y razones que no lleva en su sangre, pero ahi está, inerte, dura como el hielo que se forma en las ventanas de mosku, ahi está callando los gritos de su linda boca que ya no puede besarme más.

Ahí está, tan presente conmigo el recuerdo de la hermosa noche que fui el mejor. Ese es el recuerdo que no deja que me lastimen nuevamente...


Me fui a necochea, gracias por leer todo.


W and fucking L . tecnicamente la ideología de mi vida es no ser.

2 comentarios:

Natii dijo...

aiii willy :) q linda nota.. suerte en neco y acordate de lo q te pedi :P

Marisol. dijo...

guau

 
©2009 Augusto Rivarola | by TNB